miércoles, 26 de diciembre de 2012

Quiero contaros cosas que no podéis imaginaros...


Quiero contaros cosas que no podéis imaginaros y no os asustéis de todo porque esto es toda la verdad y nada más que la verdad; eran unos tiempos malos, no conocí más que miseria y más miseria. Vivir aquellos tiempos no era vivir. Creí que la vida era así, hasta que fui creciendo y me iba dando cuenta que eso no podía ser así, que unos tuvieran tanto y otros tampoco. Lo único que queríamos era poder vivir, ellos no tenían en sus mentes un poco de humanidad; pero si que nos daban algo, lo que ellos no querían: el trabajo y mal pagado.

Cuando menos lo pensábamos,  por unas elecciones vino la República y parecía que la vida empezó a mejorar, se pasaron cuatro años y volvimos a ganar las elecciones; pero eso ya era mucho y no estaban muy conformes. ¿Qué pasó? Con sus dineros  hicieron un golpe de estado y vino la Guerra Civil y España fue el caos, todo eran odios, venganzas, abusos de poder, fusilamientos, cárceles; cualquiera era bueno para pegarte dos hostias y a la cárcel. Así que pasamos tres años horrorosos, pero cuando acabó la guerra fue peor porque ellos habían ganado y nosotros perdido.

            Empezaron a seleccionar a su gusto, este me dijo, este no me es simpático, unos a la cárcel, otros a fusilarlos; así vivimos unos años de miedo que para nosotros quedaron. No solo  era eso, el hambre que pasamos mientras ellos tiraban la comida y nos tenían trabajando por lo que nos querían dar y si protestabas te decían: eso es lo que hay, porque nosotros hemos ganado la guerra y vosotros la perdisteis. Que calvario, a Franco le dio por construir hospitales para tuberculosis que es lo que hacía falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada