martes, 25 de diciembre de 2012

Busqué flores para ti

Que injusta es la vida cuando esperas algo de ella y no lo consigues, porque los que nacen en la miseria, viven en la miseria y mueren en la miseria; otros nacen con la abundancia, viven en la abundancia y mueren en la abundancia. Esta es la verdad, la muerte para todos es los mismo, en la vida siempre estas luchando por conseguir algo que merezca la pena, pero por mucho que te esfuerces no lo consigues. Lo que consigues es lo que tienes, sea bueno o malo, eso es tuyo y nadie te lo puede arrebatar; yo por ejemplo cogí todo lo malo que había en el mundo, pero no por eso me quitaron las ganas de vivir, me conformé con mi suerte que no fue muy buena y con ella viví.
Nunca llegué a protestar, pues creí que así era la vida y contento porque Dios  me dio todo lo que necesitaba para afrontar la vida. Me dio fuerzas, paciencia y todo cuanto necesité para poder vivir y afrontar todos mis problemas que no fueron pocos.  Nunca me enfadé con nadie, mis problemas solo eran míos y digo como aquel que cada palo aguante su vela, yo aguanté la mía; pero es muy triste que la vida no pueda saborearla en su parte buena, siempre tuve la cosa mala de la vida; pero no puedo quejarme, hice todo cuanto tuve  que hacer sin perder la sonrisa de mi boca, aunque todo lo que intenté me salio mal. Pero algo me salió bien pues ya me conformo, ya que no hay mal ni bien que cien años dure, la vida no perdona, los años siguen y ya me encuentro mayor y es cuando voy dándome cuenta de lo que es la vida.
Cuando se vive solo y la soledad es muy mala, aunque tengo hijos, cada uno tiene sus deberes y yo los míos; cada uno forma su familia, pero la vida sigue para todos hasta que llega el final que siempre llega. Estoy contento, solo pido una cosa: quiero que me recuerden por las buenas cosas que haya hecho, eso para mí es importante, las malas las dirá otro.

En los márgenes del río
busqué flores para  ti
fui cogiendo una a una
hasta que lo conseguí
con todo hice un ramo
y yo te lo regalé.
Fue un gesto muy bonito
con el mi amor te entregué.
Seguiré buscando flores
todas serán para ti
pues alabo la hora
cuando te conocí.
Me brindaste tu cariño,
pues tanto lo deseaba,
pues tu hiciste lo mismo
el amor es una gosada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada