lunes, 31 de diciembre de 2012

La procesión de San Sebastian



La procesión de San Sebastian era un delirio, todos los niños tirábamos piedras y tronchas de coles, una vez al cura le partieron la cabeza de una pedrada, cantábamos coplas como esta:

San Sebastián sin calzones

que los cambió por piñones

San Sebastián sin chaleco

que los cambió por higos secos

San Sebastián sin camisa

que los cambió por longaniza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada