jueves, 27 de diciembre de 2012

Quién no recuerda las romerías

                        Quién no recuerda las romerías a San Cayetano, aquello era maravilloso, unos iban andando a patica coja, otros de rodillas, otras mudas; cualquiera era buena para hacer una manda. Luego allí cada uno hacía de las suyas, se emborrachaban, se peleaban y lo más bonito es que todos revueltos hombres y mujeres dormían juntos en la iglesia. A media noche algún borracho tocaba a una mujer y otro le decía: ¿qué haces burro a mi mujer? ¡Si esta es la mía! Y se armaba el lío. Aquello era bonito como todas las cosas de los motrileños.

El cielo se oscureció
se apagaron las estrellas
la Luna se eclipsó
vaya que noche más negra,
las fuentes no daban agua
y los ríos se secaron
y por la muerte del Poeta
lloraron todos los gitanos.

A las cinco de la mañana
mataron a García Lorca
a las cinco de la mañana
en el Barranco de Víznar
unos cuantos asesinos
lo privaron de su vida.

Fue el poeta del pueblo
poeta de los gitanos
poeta de los toreros
poeta de los humanos

Ya estarán tan contentos
quién la vida le quitó
ellos mataron al poeta
pero su voz se quedó

Ahora que no te tenemos,
pero tenemos tus obras
Granada te recuerda,
eres hijo predilecto
tu ya lo sabes de solera.

Manuel Palomares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada