domingo, 30 de diciembre de 2012

A las cuatro en punto



Me la encontré una mañana

camino del campo santo

con un ramo de flores

para el que había querido tanto

ya pasado el tiempo

el lugar no visitaba

ya encontró otro amor

para que aquel olvidara.

 

Tu representas la playa

yo la arena y las olas

le pregunto a Dios

¿qué te hizo tan hermosa,

para que te amara yo?

 

No llevo luto por ti

donde lo vea la gente

lo llevo en el corazón

y siempre te tengo presente.

 

A las cuatro en punto se le paró

el reloj de la vida

ya no tenía remedio

se acabaron tantos años de amor

que pasamos juntos,

ahora me queda visitarla

el día de los difuntos.

 

A las cuatro en punto

un día después se celebraba

su entierro

ya nada pude hacer,

no pienso en nada, ni en nadie

solo pienso en ti.

 

Siempre tengo presente

el día que te perdí

vivo desde entonces

en un infierno maldito

no puedes imaginarte

lo que yo te necesito.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada