jueves, 27 de diciembre de 2012

Ojos que no ven, gabardina que se pierde

El gato escardado en agua fría se quema.
El que calla otorga.
Ojos que no ven, gabardina que se pierde.
En esta calle vivía la que a mi me despreció, el mundo da tantas vueltas que ahora la desprecio yo.
Mal de muchos consuelo de tontos.
A buen entendedor, con pocas palabras bastan.
El que paga manda y cartucho a la escopeta.
Hay tres cosas malas: hablar mucho sabiendo poco, prometer mucho y no dar, otra gastar mucho sin tener.
El tabaco es una hierba que el que tiene fuma y el que no, fuma mierda.
El tabaco de estanco, dice el cura de algarrobo esto si que es cosa buena, el del estanco es un robo.
La libertar y la salud son prendas de gran valía que nadie la reconoce hasta que no está perdida.
A un sabio le pregunté ¿cuál es la pena más grande? El sabio me contestó: el hospital y la cárcel.
Carrera que no da el caballo en su cuerpo se la encuentra.
El que con niños se acuesta por la mañana apesta.
A cada cerdo le llega su San Martín.

Manuel Palomares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada