jueves, 27 de diciembre de 2012

El ladrón piensa en el robo, el asesino en la muerte, el preso en su libertad, el político en mandar

          El ladrón piensa en el robo, el asesino en la muerte, el preso en su libertad, el político en mandar y el que es humano en la paz. Sería maravilloso que los humanos no pensaran en la guerra, ni odios, y se dedicaran más a hacer el bien; hacer buenas obras que es de lo que está falto este mundo. Si el que lo tiene todo y el que tiene repartiera un poco de lo que le sobra se remediaría el hambre. Pregunto si pueden dormir tranquilos los que les sobra y no se acuerdan de los que pasan hambre. Que injusta es la vida, pensarlo un poco y hacer el bien un poquito cada día y veréis que bien dormir y os pido una cosa: que nunca os acordéis  del bien que hagáis; pero recuerda siempre el mal, eso es lo que os puede quitar el sueño. Y nunca te pese el bien que hagas, debes de preocuparte del que no hagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada