jueves, 3 de enero de 2013

Soy de la familia de Horacio Denia Gómez



           Estimado amigo “Soliquitrón”: soy de una familia de Horacio Denia Gómez, creo que no está bien hablar de lo muertos y mucho menos para hablar mentiras. Horacio fue una buena persona  y nunca se metió con nadie, su madre fue muy decente pues no era hijo del maestro, Luís solo era un barbero que allí trabajaba. En cambio tu eres un escritor de pacotilla que solo escribes tontería,  ¿Tu qué eres en la vida? Un hombre que has hecho reír a los demás; pero al fin y al cabo también tienes tu historia y no muy brillante porque lo que tu escribes no puede salir de este pueblo, nadie lo entendería.

            Usando tu vocabulario, escribes sandeces y nada que merezca la pena, así que si eso es lo que escribes mejor que lo dejes y te dediques a otra cosa. Porque si mañana dios mediante alguien escribiera tu vida que también la tienes y no muy “espercojá” como tu dices, a tu familia no le sentaría bien; así que puedes seguir escribiendo pero ante infórmate y recoge bien los datos y no podrás herir  los sentimientos de nadie amigo  Soliquitrón.
            Y se despide, este que tenía buen criterio de tus sandeces, yo también soy motrileño y me honro ser de Motril, no tengo que estar en cada momento pregonando a los cuatro vientos pues todos sabemos historias, algún día alguien contará la tuya y será de risa porque tu no eres muy espercojado y de luces estás más apagado que un candil con aceite y tu sabes que  hay un refrán que dice que: el que a hierro mata a hierro muere; así que ten cuidado Soliquitrón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada