miércoles, 2 de enero de 2013

Los arrieros tenían su cooperativa y asambleas



En el 1936, época de la Guerra Civil española, las cosas que se sentían en aquellos hombres de buena fe era simpatía, por ejemplo los arrieros tenían su cooperativa y asambleas; cada uno exponían sus problemas.

- Cierto día entró un arriero y dijo: Dios os  guarde.

- Y le dice el Presidente: Se ruega al compañero que salga y entre como Dios manda.

- Un arriero pide la palabra y dice el compañero Juan: Le dijo ayer al burro “arre asamblea”.

- Y el Presidente le contestó: Dios le castigará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada