viernes, 27 de enero de 2017

AMANECER EN MOTRIL


AMANECER EN MOTRIL

Amanecer en Motril
es encontrarse en la gloria,
el ver las barcas partir
y cantar las gaviotas.
Pasear por sus caminos,
con ese aroma de flores,
para mi,
no las hay mejores.
Motril tu que me viste nacer,
como mi pueblo te admiro,
yo no te puedo olvidar
donde jugué de chiquillo.


PUEBLOS HAY EN TODO EL MUNDO

Pueblos hay en todo el mundo
no se puede discutir
descúbrete paisano
que esto que vez es Motril.
Con su Vega, con su playa
y su Puerto Comercial,
pero lo que más se añora
es tener Hospital.
Los que mandáis este pueblo,
se que nos os va a gustar,
si tuvierais cojones
ya no habría más que hablar,
tantas vidas como cuesta
subir a la capital,
todo tiene arreglo
si funciona el Hospital.
Yo no lo pido por mí
que en este pueblo no vivo
pero soy motrileño y nunca
os hecho en olvido.

           La poesía de Manolo Palomares es estallido, golpes de corazón, enervando sentimientos cosidos poro a poro a través de la piel; esa que derrama sudor, gota a gota con tus manos que edifican, construyen. Tenías brazos de ilusiones, susurrabas canciones al aire.
           A tí no te enseñaron sintaxis, la poesía de Federico García Lorca te abrió los ojos, el hambre te hizo libre, el sufrimiento y las penas acariciaron tus entrañas.
            Amas a tu pueblo a cada latido, llevas treinta años de trabajo sobre tu espalda, en Barcelona, como tantos otros. Tu que devoras las penas con los dientes, abres surcos a través de tu alma.

Manuel Martín Gálvez (8 de octubre de 1986)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada